El Feng Shui es un concepto que se traduce literalmente por “viento y agua”. Es una disciplina desarrollada por la cultura china y que se basa en los principios de la doctrina Chi, dentro de la religión del taoísmo. Los fundadores de esta corriente defienden que la energía vital (Chi) se encuentra en continuo movimiento, y la única forma de guiar esta energía y crear un ambiente armónico es a través de la práctica del Feng Shui.

interiorismo Málaga

 

En Imagine Interiorismo estamos al tanto de todas las novedades en diseño interior. Y el Feng Shui se ha convertido en una tendencia cada vez más aplicable en hogares de todo el mundo. Por ello, te explicamos en qué consiste esta teoría, sus principios básicos, y las posibles aplicaciones en tu hogar. ¿Abres tu mente al estilo oriental?

¿Conoces los pilares que caracterizan el Feng Shui?

La teoría del Feng Shui se sustenta sobre una serie de principios y conceptos que definen una línea estética concreta, posteriormente adaptada y aplicada por interioristas y decoradores de interiores. Según sus máximos exponentes, la teoría que gestiona el Chi defiende fielmente lo siguiente:

  • Todo está vivo. Humanos, animales, plantas… Todos ellos están vivos, pero los objetos que nos rodean también lo están. Y afectan positiva o negativamente sobre el Chi.
  • Todo está relacionado. El mobiliario que nos rodea toma influencia sobre nosotros y nosotros sobre él. Si todo está ordenado en armonía, la energía fluirá armoniosamente.
  • Todo cambia. Los días, los años, las estaciones… Vivimos en un mundo en cambio constante. Por ello nuestra decoración también debe cambiar levemente una vez que el flujo de energía se vea trastocado.
Elementos del Feng Shui y Decoración

El Chi se manifiesta de forma diferente según la decoración de la que nos rodeemos. Los 5 elementos del Feng Shui son el fuego, la tierra, el metal, el agua y la madera. Y cada uno de ellos ofrece una energía y se materializa en un tipo de mobiliario concreto.

  • Este elemento mejora la sociabilidad, la expresividad y el buen estado de ánimo. Se representa a través de la luz natural, las lámparas o velas. Las tonalidades utilizadas se relacionan con el rojo.
  • Recomendable para mantenernos estables a pesar de los cambios. Elementos básicos como el barro, el ladrillo o la cerámica favorecen este sentimiento. Resulta importante destacar la gama amarilla.
  • Incrementa la concentración y el enfoque hacia tus objetivos. Cualquier elemento creado a partir de metales o minerales. Aplican tonos neutros y pastel.
  • Permite a la energía fluir más rápido y llegar al cambio lo antes posible. Fuentes, jarrones, peceras o espejos son el mobiliario predominante. Destacan por sus tonos oscuros como el grisáceo o el azul marino.
  • Representada a través de mobiliario, suelos, paredes y accesorios. Estrecha relación con la gama cromática del verde o el azul. Se convierte en imprescindible para ofrecerte calidez y darte fuerza en nuevos proyectos.
Qué es el Feng Shui y cómo aplicarlo a cada estancia de tu hogar.

El Feng Shui aplicado al diseño de interiores se presenta como una técnica exacta para distribuir el mobiliario y definir la orientación y decoración de espacios dentro de un hogar. De modo que la energía fluya adecuadamente y beneficie tu bienestar. En función del seguimiento principios explicados, crearemos un proyecto de interiorismo personalizado a tu gusto. Pero sin olvidar las claves básicas que consiguen que el Chi fluya:

  • Feng Shui recibidor. La energía entra por la puerta, por ello su iluminación (natural o artificial) debe ser suficiente. Asimismo, no deben incluirse elementos que obstaculicen el flujo de energía. Mejor apostar por espejos que amplifiquen la luz y un pechero o zonas de descarga para dejar la negatividad externa en la puerta.
  • Feng Shui dormitorio. Evitar los cabeceros, los espejos y los aparatos electrónicos pues suponen un desgaste de energía. La cama debe colocarse en medio de la habitación y puede acompañarse de una alfombra o baúl bajo sus pies.
  • Feng Shui cocina. Los elementos de agua y fuego (fregadero y electrodomésticos) deben separarse. Para ello podemos utilizar materiales de madera. Se recomienda utilizar una gama cromática cálida y seguir una distribución funcional a la par que armónica.
  • Feng Shui baño. El exceso de agua debe paliarse con elementos cálidos como el mimbre, la madera o a través de la iluminación. La puerta del baño y la tapa del inodoro tienen que mantenerse cerradas. Se utilizan tonalidades neutras, pero se añade color a través de los accesorios o la inclusión de plantas.
  • Feng Shui salón. Lo más importante es la distribución y el orden. El uso de colores cálidos, un sofá apoyado en la pared, una iluminación suficiente, las mesas redondas y la ausencia de paredes favorecen la distribución de la energía.

Si eres de los que creen en la energía y apuestas por una decoración funcional y en tendencia… ¡Acabas de encontrar tu estilo! La armonía y el bienestar están asegurados en nuestro estudio de interiorismo en Málaga. ¿Aplicamos los principios del Feng Shui en tu hogar?

 

Feng Shui e Interiorismo: secretos para mejorar tu bienestar a través de la decoración.
¿Quieres compartir este post?
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Google+
Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *